Dormitorio

El dormitorio es el lugar que pasamos cerca de un tercio de nuestra vida, por ende su ubicación, el diseño y la orientación de la cama representa una magnífica oportunidad para armonizarnos, ya que en el mismo se produce un proceso vital que es paso del consciente al inconsciente, con fenómenos tan fundamentales para el equilibrio psíquico como son los sueños, el descanso y el buen dormir.
El dormitorio debe instalarse en el lugar más alejado de la entrada de la casa, para evitar el continuo estado de cansancio y somnolencia.
La mejor ubicación para la cabecera de la cama es la orientación NORTE (genera equilibrio) o el OESTE (genera energía).

El Feng Shui y los Dormitorios

Para tener un buen desempeño personal necesitamos dormir tranquilos, tener sueños regeneradores y desconectarnos de los problemas y perturbaciones. Pero el diseño y decoración de nuestra habitación debe seguir ciertas reglas para ayudarnos a conseguir sueños tranquilos

Autor: Leyda Ramírez
//

Si tomamos en consideración que pasamos más de un tercio de nuestra vida durmiendo y que al dormir somos más vulnerables a las energías que nos rodean, podemos deducir que nuestro dormitorio es en consecuencia uno de los lugares más importantes de nuestra casa.

Hay dos aspectos del Feng Shui que debemos tomar en cuenta al analizar el Feng Shui de un dormitorio: El primero se basa en determinar el chi que lo afecta según la orientación geográfica de la casa. El otro aspecto es el diseño del dormitorio, colocación de la puerta, cama y ventanas.

Para el primer aspecto necesitamos tener profundos conocimientos de Feng Shui pero el segundo aspecto puede ser evaluado fácilmente de acuerdo a las siguientes consideraciones:

Ubicación del dormitorio

Dormir es una actividad yin, por eso el dormitorio requiere características afines a la pasividad y el descanso. La ubicación del dormitorio dentro de la casa debe ser en el sitio más protegido y más tranquilo; generalmente este lugar corresponde a la parte trasera de las casas, lo que se conoce en el feng shui como el “lado montaña“.

El Feng shui sigue el principio de la polaridad Yin Yang; las montañas son Yin, tranquilas y las aguas son Yang, activas. Las casas necesitan agua adelante, actividad y montaña atrás, tranquilidad y protección.

Puertas del dormitorio

Las energías del resto de la casa entran al dormitorio principalmente por su puerta. Es altamente recomendable que nuestro dormitorio tenga puerta de entrada y paredes divisorias hacia el resto de la casa, de lo contrario al dormir estaríamos expuestos a líneas de energías encontradas que fluyen desde todos los sectores teniendo como resultado sueños intranquilos.

Si esto no es posible ya que habita en un apartamento tipo estudio por ejemplo, limite el área de la cama con objetos como estantes o biombos divisorios.

En lo posible el dormitorio no debe tener más de una puerta ya que la energía saldría rápidamente por la otra puerta ocasionando que nuestro cuerpo no tenga oportunidad de absorberla.

La puerta del dormitorio no debe enfrentar a una escalera. La energía tiende a acelerase cuando sube por escaleras y llegaría con fuerza destructiva a un dormitorio si su puerta está ubicada justo enfrente de la escalera.

Si su habitación presenta esta situación, debe instalar entre la puerta del dormitorio y la escalera, una luz de techo fuerte que puede disminuir el impacto de ese Chi.

Hay una regla muy difundida de que la puerta del dormitorio no debe estar enfrentada directamente a un baño; pienso que esta regla fue cierta muchos años atrás cuando los baños eran generadores de Sha Chi o energía destructiva por su insalubridad; pero estamos en el siglo 21, nuestros baños son cada vez más bellos e higiénicos y en lo absoluto pueden generar energía negativa por lo que esa regla, en mi criterio está desfasada en el tiempo.

No es bueno que la puerta del dormitorio apunte directamente a la cama ya que nuestro cuerpo recibiría el impacto directo de la energía entrante corriendo el riesgo de sufrir pesadillas o sueños intranquilos.

El Techo del dormitorio

Es recomendable que sea totalmente plano sin salientes ni vigas atravesadas. Estos elementos decorativos, desafortunadamente muy utilizados en la arquitectura, crean inflexiones energéticas invisibles que presionan nuestro cuerpo mientras dormimos.

Los techos de dos aguas o inclinados también son negativos, provocan rebotes de las corrientes internas de energía perturbando el cuerpo durmiente. La solución en ambos casos sería colocar un techo falso totalmente liso o algún elemento decorativo sobre el área de la cama que nos proteja de los rebotes de energía.

La Forma del dormitorio es preferible que sea cuadrada o rectangular; la energía circula sutil y sosegadamente en las formas cuadradas o rectangulares y tiende a violentarse en las formas irregulares.

Posición de la cama

Para dormir necesitamos sensación de seguridad; si la cama está mal ubicada nuestro sistema nervioso permanecerá en alerta impidiendo el descanso.

Por esta razón la Cabecera de la cama debe apoyarse en una pared sólida (lado Tortuga) y además orientarse hacia cualquiera de las 4 direcciones geográficas que nos sean más favorables dependiendo de nuestra fecha de nacimiento o de nuestro Trigrama Personal.

Algunas veces la orientación favorable es difícil de lograr cuando se trata de una pareja; en este caso se debe dar prioridad al mayor proveedor de la familia. La cama preferiblemente debe tener una cabecera de madera o de cualquier material neutro no metálico.

Esto no significa que las cabeceras metálicas sean de mal augurio como comúnmente se ha difundido sino que el metal es un elemento fuerte que solo es favorable a cierto tipo de personas. Si el metal es favorable para usted según su Trigrama personal entonces puede usar cabecera de metal en la cama.

Ubicar la cama bajo una ventana o enfrentada directamente a la puerta de la habitación es negativo por que recibimos impacto fuerte de la energía entrando o saliendo de la habitación; si no tienen otra opción para colocar la cama, la solución sería cubrir las ventanas y/o cerrar la puerta para dormir.

A veces es preferible ubicar la cama debajo de una ventana que ubicarla en una dirección geográfica que nos sea adversa.

Los espejos dentro de la habitación “no son” recomendables; un espejo no es un objeto inerte o inofensivo, el espejo tiene el poder de reflejar y rebotar la energía.

Imaginemos una habitación muy común: una cama en el centro, a un lado de la cama una ventana o puerta y al otro lado una peinadora con espejo; la energía que entra por la ventana o puerta rebota en el espejo provocando una corriente intensa de energía entre la ventana y el espejo, o sea sobre el área de la cama y en consecuencia sobre nuestro cuerpo.

Aún cuando no existan ventanas o puertas apuntando hacia un espejo, no se deben ubicar espejos reflejando la cama; la ubicación ideal de los espejos es dentro de las puertas del clóset.

El resto del mobiliario puede disponerse según el mapa de los 5 animales celestiales; a la izquierda de nuestra cama (lado dragón) ubicaremos muebles altos y televisores; a la derecha (lado tigre) muebles bajos y al frente de la cama (lado Fénix) despejaremos tanto como nos sea posible el espacio.

Colores e iluminación del Dormitorio: La luz y el color representan la interacción del yin yang por eso su correcta aplicación es fundamental en la creación de un ambiente sosegado. Para los dormitorios es recomendable utilizar lámparas de mesa que proporcionan una iluminación suave.

Los colores más favorables para los dormitorios son el beige, el blanco hueso, color caqui y las degradaciones más suaves del rojo o púrpura.

El Feng Shui de la Habitación
Por el Arquitecto Mikel Barriola

El Feng Shui, milenario arte chino para la armonía del hábitat, da una importancia relevante a la habitación, como principal ambiente par el descanso y la recuperación física y mental. Los conceptos de protección son especialmente enfatizados para ese momento en cual dormimos y estamos en nuestro mayor estado de indefensión. Es ahí cuando el ambiente debe ofrecernos la mayor protección, de manera que el descanso sea profundo y recuperador.

Mientras dormimos, todos nuestros sentidos bajan a su mínima expresión, pero aún el instinto de conservación mantiene la vigilancia sobre las partes de la habitación donde se produce mayor movimiento: La puerta y la ventana. Aún dormidos y con los ojos cerrados vigilamos las puertas y ventanas que rodean la cama donde reposamos, por lo que lo ideal es que puertas y ventanas deben estar al frente o en laterales que no salgan de nuestro campo visual. Una buena pared debe ser el soporte y apoyo a la cabecera de la cama.

Este esquema cumple con el claro concepto del Feng Shui Clásico: Montaña protectora en la parte posterior y Río de la Riqueza al frente. Es este caso la Montaña es la sólida pared y el Río, el movimiento, la puerta. Es así como se puede ubicar correctamente una cama en la habitación. (Fig 1 y Fig 2).

Por otro lado, en la medida que la cama ocupe otras posiciones se producirá un mal Feng Shui, debilitando entonces el descanso y la riqueza. Si la cama está atravesada frente a la puerta (Fig. 3) se producirá un efecto “de corte” sobre el cuerpo de la persona, creando zozobra en su personalidad. La intensidad del efecto también dependerá de la distribución externa de la habitación. Si un pasillo largo llega directo a la puerta, la inercia de movimiento será mayor y el efecto más nefasto. Si el espacio externo a la habitación es más tranquilo, no será especialmente malo. Una solución sencilla a esto, si no se pudiera cambiar la cama, sería simplemente dormir con la puerta cerrada, que sin eliminar por completo la sensación de corte, mejora la protección.

Otra posición desfavorable sería con la puerta a espaldas de la cama (Fig. 4). Aquí la montaña es débil y la persona dormirá con la sensación de alguien o algo pudiera sorprenderlo por la espalda. Un efecto similar sucede al dormir bajo una ventana, a la que se suma la perturbación de la luz y su relación inquietante con el azaroso exterior. De no poder mover la cama de debajo de la ventana, lo mejor sería dormir con la misma cerrada y además cubierta por una buena cortina; se puede ventilar la habitación por la puerta entreabierta.

La cama entre una ventana y una puerta (Fig. 3) también luce en desventaja al estar en medio del flujo. Dicen que es de mala suerte, pero lo más probable es que la persona viva engripada o enfermiza, lo que sí es “mala suerte”. Cerrar una de las dos sería la alternativa al caso anterior.

Tampoco es conveniente dormir con la cama enfrentada a la puerta.(Fig. 5) La creencia dice que “los muertos salen con los pies por delante”, y por lo tanto es “mala suerte” dormir así. No damos mayor crédito a esa idea ya que el Feng Shui lo explica más racionalmente: La inercia de movimiento externo atropella y arropa a la persona de pies a cabeza; casi se está durmiendo fuera de la habitación, a la vista de todo el mundo, en una posición francamente incómoda. Nuevamente, de no poder mover la cama, la solución sería entrecerrar o cerrar la puerta. Otra buena idea sería subir el copete de los pies de la cama, no mucho tampoco, y dormir como en una pequeña trinchera, más protegidos. Ojo, la puerta en el frente y diagonal (Fig. 1) no tiene problema.

La cama en el medio de la habitación produce un efecto de flotación e inestabilidad (Fig. 6), que en adolescentes es especialmente nefasto, sobre todo cuando empieza a aparecer el desorden entre la cabecera y la pared. La cama debe tener una buena cabecera o buena montaña protectora. Esos “boxes” sin atrás ni delante son francamente inestables. Un buen copete brinda firmeza personal y buen descanso.

La cama no debería ser metálica. El metal es un gran conductor de electricidad y ya hay bastante metal en nuestros ambientes. No necesitamos electrificarnos más para dormir. Todo lo contrario: camas de madera son ideales.

La cama debe tener una posición dentro de la habitación que no haga falta dar extraños rodeos para llegar a ella desde la puerta de la habitación, o al baño, el closet o la ventana. Esto es arquitectura elemental, pero sólo lo lograrán arquitectos que piensen en los ocupantes de la casa y no en “¡Qué bonita me quedó la fachada!”, mientras adentro la gente está pasando trabajo para colocar decentemente una cama. Los caminos tortuosos en la habitación son una sintonía de complejidad que hay que evitar.

La decoración general de la habitación también es muy importante. Los espejos son un elemento interesante a analizar. Siendo los mismos reflectantes de la luz y multiplicadores del movimiento, no parecen adecuados para un sitio de descanso. Algunos dicen que mientras dormimos, nuestra alma hace un viaje “etérico”, pero que al separarse de nuestro cuerpo y verse reflejada en el espejo ¡Aaagghhh!, ¡Se asusta y nos produce un trauma psicológico!. Realmente el Feng Shui lo que nos dice es que el lugar debe ser lo más estable para beneficiar el descanso y los múltiples movimientos del espejo merman esa paz necesaria.

De hecho todo tipo de actividad extra, que no sea el descanso o las relaciones de la pareja, no son recomendadas en la habitación: La actividad social no debería hacerse en la habitación; no debería ser el sitio de juego de los niños, ni de trabajo para los adultos. Los fax, teléfonos, cargadores de celulares, computadores y decoración sobrecargada no dejan descansar a la habitación y eso termina reflejándose en nuestro propio descanso. Los colores en la habitación no deberían ser excesivamente vivos para no aumentar la excitación del ambiente.

La habitación es el último reducto, el último refugio que tenemos en esta vida azarosa y deberíamos protegerla y cuidarla más. Si la cama está físicamente bien ubicada, geoastrológicamente bien direccionada según el Feng Shui y con decoración discreta y adecuada, la riqueza y la salud de las personas estará protegida e irá en aumento cada vez más a través de un ambiente acogedor y descanso reparador.

Arquitecto Míkel Barriola, Enero 2000, Venezuela
Copyright © 2000 Mikel Barriola

http://www.vientoyagua.cl/sub_paginas/archivo_elshenhabitacion.htm

Artículos publicados

Cuál es la mejor dirección para poner la cama

Consulta realizada en la web:

He leído que la dirección en que se duerme es muy importante, pero en mi dormitorio no puedo dormir hacia el norte ya que me coge una esquina y está ocupada por un armario empotrado y una ventana. Tampoco tengo sitio en el cuarto para poner la cama más al centro. Desde que lo sé estoy preocupada por si me está afectando. ¿Qué puedo hacer?
H.M. Valencia

Es una pregunta y una preocupación que se está haciendo cada vez más común. Y es que la cama y el dormitorio son la base de nuestro descanso físico, mental y espiritual. La respuesta es que no existe una dirección concreta hacia la que una persona deba apuntar con su cabeza a la hora de dormir. Cada uno de los puntos cardinales puede tener una efecto sobre la persona. Se dice que el Norte aporta un sueño profundo en lo físico; el Sur un sueño más espiritual; el Este facilita el despertarse pronto por la mañana; el Oeste facilita el caer dormido por la noche. El valor de las direcciones varía según la tradición cultural: los budistas evitan dormir hacia el Norte ya que fue en la dirección en que murió el Buda y en la que se coloca ritualmente a los lamas que van a morir. En India se considera más auspiciosa el Noreste.

Posición de la cama

Mi respuesta es que sitúes la cabecera contra una pared sólida que te permita tener una clara vista de la puerta y la ventana sin situarte directamente frente a ninguna de ellas. La razón es que dentro de la Escuela Europea y siguiendo el Feng Shui de la Forma tiene más valor la ubicación que la dirección. Es más importante dónde y cómo está la cama que no hacia donde apunta.

La cama debería tener una cabecera y algo sólido tras ella. El lugar donde dormimos debería estar despejado de elementos problemáticos y ser un lugar de descanso, refresco y relajación. La vista es por tanto importante, no solo por el tipo de objetos que vea, sino por tener una buena visión del lugar de entrada a la habitación. La cama no debería estar directamente frente a ninguna puerta, ni la del dormitorio, ni la del baño. A las ventanas se les debe dar un tratamiento similar. Ya que dormir con la cabeza directamente bajo una ventana conlleva una cabeza demasiado “llena de estrellas” al despertar.

También es importante que hay al otro lado de la pared. Es muy delicado que tras la cabecera de tu cama se encuentre un inodoro, los fogones de la cocina, una escalera o una zona especialmente desordenada. Sólo si todos estos principios están cubiertos deberíamos buscar una orientación por puntos cardinales. Fíjate que el propósito común de estos principios es que el dormitorio y especialmente la cama sean lugares de seguridad, comodidad y fluidez que son los principios fundamentales del Feng Shui. Esto es aún más importante en una estancia donde pasamos tantas horas como el dormitorio. Cambia poco a poco en tu habitación todos los elementos que no te hagan sentirte segura hasta que la conviertas en lugar de acogida y paz.

Ángel García
Es consultor de la Western School of Feng Shui de EE.UU. Imparte formación y consultas privadas sobre esta disciplina.

http://www.fengshuieuropa.com/articulos/mejor-posicion-para-la-cama.html

Cómo crear un lugar perfecto para dormir bien.

El dormitorio debe ser lugar de descanso y relajación. Es muy importante el sitio donde se coloque la cama porque hay ubicaciones que son muy negativas…

La posición de la cama es esencial y debe seguir los siguientes criterios:

  • La cabecera de la cama debe apoyarse sobre la pared más alejada de la puerta y la cama no debe estar en línea recta con la puerta.
  • La cama debe tener respaldo, el respaldo de la cama simboliza el respaldo y la seguridad en la vida.
  • No debería haber ventanas o espejos detrás de la cama, ya que pueden debilitar la sensación de respaldo. Si hay una ventana colócale cortinas bien pesadas, si hay un espejo, muévelo a otro lugar.
  • Tampoco debería haber nichos o estanterías sobre la cabecera, ni cuadros con marcos muy pesados.
  • Es preferible que no haya nada colgando sobre la cama. Si esto fuera inevitable, procurar siempre que se trate de cosas livianas, Ej.: lámparas de papel u otros materiales livianos. En lo posible, evita los ventiladores de techo sobre la cama.
  • Una regla clásica del Feng Shui dice que no debe haber más de un espejo en el dormitorio y que uno no debe verse desde la cama mientras está acostado. Es buena idea atenerse a esta regla. Los espejos deben tratar de ubicarse siempre donde nos devuelvan la mejor imagen de nosotros mismos.
  • El cielo raso del dormitorio no debe ser muy alto, pero tampoco debe inclinarse sobre la cama. Si tu dormitorio tiene el cielo raso muy alto considera la posibilidad de usar un dosel, éste también es muy útil si el cielo raso del dormitorio tiene vigas grandes.
  • Al mudarse, cambiar de pareja o iniciar un trabajo nuevo es ideal cambiar de cama o al menos cambiar la ropa de cama.
  • Es muy importante lo que se pone sobre la mesita de luz : se deben disponer objetos (fotos, recuerdos) que ayuden a mantener un estado de ánimo óptimo. Evita tener cualquier cosa relacionada con tu trabajo o con obligaciones incumplidas (por ejemplo: facturas pendientes).
  • Reduce al mínimo indispensable el número de aparatos electrónicos en el dormitorio, especialmente en las mesas de noche. Si es posible, evita los teléfonos inalámbricos pues emiten ondas electromagnéticas de bastante intensidad..
  • Si hay un baño contiguo al dormitorio, la cabecera de la cama no debería apoyarse sobre la pared que da al baño. Si no queda más remedio que sea así, reviste la pared del lado del dormitorio con corcho o tela.
  • La cabecera de la cama debe orientarse hacia una dirección favorable. Encuentra tu número kua AQUI. , según tu año de nacimiento y luego encuentra en la tabla siguiente tus direcciones favorables:
    Kua Orientación ideal Otras orientaciones favorables Peor orientación
    1 Este Norte, Sur, Sudeste Noroeste
    2 Oeste Noroeste, Sudoeste, Noreste Sur
    3 Sur Norte, Este, Sudeste Noreste
    4 Norte Sur, Este, Sudeste Oeste
    6 Noreste Oeste, Noroeste, Sudoeste. Norte
    7 Sudoeste Oeste, Noreste, Noroeste. Sudeste
    8 Noroeste Oeste, Sudoeste, Noreste Este
    9 Sudeste Norte, Sur, Este Sudoeste

Haz todo lo posible para que la cabecera de tu cama no quede hacia la peor orientación.

Aunque considerar todos estos factores a la vez puede ser complicado, si duermes bien y no tienes problemas de salud crónicos, puedes asumir con bastante confianza que el lugar en donde duermes tiene “energía positiva”, al menos para ti.


El dormitorio debe ser lugar de descanso y relajación. Es muy importante el sitio donde se coloque la cama porque hay ubicaciones que son muy negativas. El feng shui aconseja no colocar nunca la cama de cara a una puerta, debajo de una ventana o debajo de un depósito de agua. Las vigas vistas son un elemento de mal augurio en cualquier punto de la casa, pues sugieren que llevamos un gran peso sobre los hombros. Si hay una viga vista en el dormitorio por lo menos no debemos colocar la cama debajo de ella.

Tampoco es conveniente colocar plantas o flores, especialmente vivas, porque poseen una energía muy intensa. La única situación en que es de buen augurio introducir flores en un dormitorio es en el caso que haya un enfermo; incluso así, es mejor que las flores no pasen muchos días en el cuarto

En el dormitorio tampoco se debe colocar un espejo grande mirando hacia la cama, o en el techo sobre ésta: favorecen infidelidades y la intromisión de terceros en la vida familiar; el televisor en la habitación de matrimonio es causa frecuente de separación de la pareja; tampoco es conveniente dormir en una cama doble con dos colchones de cama individual: esa separación simbólica podría convertirse en real.


One comment on “Dormitorio

  1. Maybe Grenell just had a deep affection for Mattif they are an ongoing item. One condemnation and arranging for a couple of speaking gigs does not leap out as a frenzy of lost weekend obsessiveness. It’s the age-old game of three-part definition: I’m sincerely committed to my beliefs, you’re obsessed, that guy over there is a fruitcake fanatic. On the other hand, if social conservatives don’t want to vote for Romney there’s always a third party option.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s